viernes, 11 de enero de 2008

Libertad : déjame hacer

La gran dama
Pincha sobre la imagen, la verás mejor.

En estos dias se está hablando mucho sobre el aborto. Por los ataques reales a quienes y dónde se practican, legalmente . Por los ataques verbales, con la base política y con la religiosa que nunca ha cesado. Y se ha llegado por el temor ocasionado entre quienes los practican en España, a una huelga de esas clínicas. Cómo peor de todas las consecuencias, la misma y más importante siempre, la influencia en las mujeres que van a someterse a ello.
Hace unas dos noches creo, Iñaqui Gabilondo hablaba en su informativo de las 21 horas, sobre ese tema; entre todo lo que dijo, muy acertado para mí cómo es habitual en él, me quedo con sus últimas palabras : "ninguna mujer aborta por divertirse". Simplemente, ésta es la frase que resume más precisamente una situación que no está ni siquiera, legalmente ,correctamente asentada. Hay leyes sí, pero con una ambiguedad tal en sus planteamientos, con una aplicación territorial, que , deja demasiados cabos sin atar correctamente.
Lo más importante es la situación de la mujer; y por eso, porque tiene los motivos que encuentra necesarios, suficientemente importantes para tan dura decisión, no es para divertirse. Es un mundo cada mujer, y sus motivos y no se debe entrar en ello. Por respeto . Y lo que no es aceptable bajo ninguna condición, es que , tras tomar esa decisión, difícil cómo pocas, deba verse frente a una pared de hipocresía tan afianzada en algunas personas y estamentos, que hacen que , haya zonas (Navarra), en las que no se pueda hacer; que haya que añadir a esa decisión , el sufrimiento innecesario de saber si podrá ir con seguridad a esas clínicas legales, ante la situación que se ve exacerbada contra ellas; el saber si se resolverá esa huelga, ahora en estos dias, y despúes de haberse decidido, deberá esperar aún más, algo que hará crecer su ansiedad de forma gratuita.
Esta ley, no está bien, o ,no están bien, quienes no permiten que se aplique correctamente. Igual, querrían muchos o todos ellos, no ya el que no se hicieran abortos, algunos de ellos; y, que si se hacen sea clandestinamente, cómo antes, con los riesgos añadidos ; o, fuera de España, cómo antes. Igual, lo que se quiere es pensar que cuándo una mujer decide abortar, está pasando por el momento más feliz de su vida. En eso, es en lo que se debería pensar, y dejar a cada mujer tomar una decisión , y poderla llevar a cabo de forma segura y protegida por la ley.
La música , de Alaska y Dinarama : A quién le importa









5 comentarios:

Agatha Blue* dijo...

Siempre que sale este tema en alguna conversación digo lo mismo:

" Para empezar, seguro que ninguna mujer hace esto de buena gana. No creo que para nadie sea plato de buen gusto pasar por una situación como esta. Así que quien tome esta decisión, será porque la ha meditado y piensa que es la mejor opción "

Hoy en día, si me quedara embarazada lo mas probable es que tirara con mi barriga para adelante, porque aunque mi vida no está demasiado organizada para recibir a un bebé, tengo nueve meses para prepararme, que creo que me dan de sobra.

Aún así, respeto, comprendo y secundo a las mujeres que deciden que tal vez este no sea el momento, porque ese bebé no va a ser feliz, porque no van a poderle dar de comer, porque no podrán darle una estabilidad...

Un abrazo grande,

Agatha Blue*

luz de gas dijo...

MIra , eso pienso. Decidir, tomar tal decisión, y hacerlo libre y legalmente. Es lo importante. No debo juzgar a nadie. Cada mujer, ya sabe lo que representa para sí misma, sin que se lo diga nadie ni nada. Lo sabe de sobra.
Saludos Agatha

Milagros Sánchez dijo...

Es un tema que no termina de ser aceptado por los mismos de siempre, o sea, los puritanos e hipócritas católicos y apostólicos. Los jerarcas de esta iglesia y los de otras religiones, son quienes se encargan de poner cortapisas e impedir que la mujer sea libre de hacer con su cuerpo lo que le venga en gana.
Un tema de corte machista y patriarcal, que hace la vida mucho más dificil y dolorosa a las mujeres.
Muchos besos ;)

Y que conste que yo sólo creo en mi espíritu y en esa energía infinita que nos hace ser conscientes de todas estas injusticias y de estos "sepulcros blanquedos que siguen crucificando cada día a su dios hecho carne, o sea, todos nosotros"

Landahlauts dijo...

Hipocresía. Es el problema. En los partidos de izquierda y en los de derecha.
Ellos promovieron y permiten una ley con ambigüedades que se dejaron adrede, como muestra de esa incapacidad para afrontar un problema seriamente.
Y, como siempre, se olvida a la que más tendría que decir (las mujeres, en este caso). Y si se acuerdan de ellas, es para llevarlas a un juzgado.

Porca miseria!!!

luz de gas dijo...

Resumen, Milagros y Landa, sí, la hipocresía. La no completa legislación sobre el tema. El permitir que no esté extendido a todo el país. Y, etc, etc. Besos